Matriz de Indicadores

Capacidad de Respuesta > Calidad de los Servicios Públicos de Salud


Calidad percibida de la atención de salud MINSA

Porcentaje atendidos MINSA que consideran que le solucionaron totalmente su problema de salud por Quintil de ingreso y tipo de establecimiento



La calidad percibida (tomada como la solución total de los problemas de salud consultados) por los usuarios en la atención en los establecimientos de salud MINSA discriminando el primer nivel de atención de los hospitales, se ha mantenido entre los años 2007 y 2011 sin diferencias estadísticamente significativas.

Es posible presumir que la consulta al primer nivel de atención es por una dolencia mucho menos compleja que cuando se acude a un hospital y por tanto la efectividad en la resolución del problema tiende a ser mayor.

 

Disponibilidad de medicamentos en establecimientos MINSA

Porcentaje de atendidos MINSA que encontraron disponible el medicamento que le recetaron (no es si lo adquirieron o no) por tipo de establecimiento.



La disponibilidad de medicamentos recetados (si se encontraban en la farmacia del hospital) observada por los usuarios de los servicios de salud MINSA a nivel nacional entre los años 2007 y 2011 se ha mantenido (54.7-55.8%) del total de apreciaciones de los usuarios para el primer nivel de atención y entre el 30.5% al 34.9% cuando consultan en los hospitales.

Esta mejora es apreciada en el área rural pasando del 65.4% al 67.8% en el primer nivel de atención y del 36.7% al 39.4% en los hospitales. En el área urbana se mantiene estable en 45% para el primer nivel de atención y se mantiene entre 31% para los hospitales.

 

 

Capacidad resolutiva de la oferta sanitaria pública rural

Porcentaje de cesareadas procedentes de zonas rurales/número de partos de mujeres rurales



Partos atendidos por cesárea en mujeres que residen en zonas rurales del 8.5 al 12.6%, porcentaje que ya se encuentra en el rango aceptable de cesáreas según la OMS (WHO. Appropiate Technology for Birth. Lancet 1985; 2:436-437).

No obstante llama la atención la disminución en el número total de partos de afiliadas SIS rurales registrados por los establecimientos de salud MINSA, mientras que se incrementan los partos en establecimientos de salud públicos MINSA de mujeres procedentes del medio rural registrados en las ENDES. Este hallazgo abre la posibilidad que parturientas rurales afiliadas al SIS, no sean registradas como tales en la atención pública MINSA, lo que podría implicar la existencia de cobros.